Climatología

El clima de Orellana la Vieja participa, en general, de las características del clima Mediterráneo pero también recibe otras influencias, oceánicas principalmente sin olvidar un cierto grado de continentalización.

El clima Mediterráneo caracterizado por veranos secos y cálidos, es bien patente con sólo echar una ojeada al climograma de Orellana; mientras que las máximas precipitaciones se registran en invierno seguido de la primavera y otoño.

Es la proximidad de la fachada atlántica lo que influye más y diferencia al clima extremeño del de la Mancha o del resto de la Meseta; favorecido, además, por la inexistencia de barreras montañosas hacia el Oeste.

Precisamente esta influencia oceánica se aprecia aún más en las zonas de mayor altitud, haciendo los inviernos más lluviosos y las temperaturas más suaves.

Como comprobación de lo anterior, comparemos los datos climáticos de Orellana con los de Villanueva de la Serena, que está relativamente cerca y, sin embargo, podremos apreciar ligeras diferencias en las temperaturas y las lluvias, debidas fundamentalmente a la distinta altitud sobre el nivel del mar.

VILLANUEVA DE LA SERENA (1940-1969) Altitud 294 m.

Meses E F M A M J J A S O N D AÑO

 

Oscil.

Térm.

Tº C 8’7 10 12’8 15’7 19’6 24’2 27’4 27’1 23’8 18’7 12’4 8’5 17’4 18’9
Prec.mm 59 59 57 41 37 22 4 4 25 50 56 60 474  

ORELLANA LA VIEJA (1961-1971) Altitud 351 m.

Meses E F M A M J J A S O N D AÑO

 

Oscil.

Térm.

Tº C 6’7 10 9’3 13’8 16’1 21’5 26’4 24’8 21’3 21’5 10’8 5’7 15’5 20’7
Prec.mm 100’6 108’8 70’1 62’2 30’5 30’7 10’2 10’3 33’4 60’6 77’1 54’4 649’3  

La media anual de las temperaturas de Villanueva excede en casi dos grados a la de Orellana, cuya causa sería la menor altitud (57 m. inferior) y la composición del suelo de Villanueva que es en gran parte muy arenoso. Por el contrario la pluviosidad es mayor en Orellana, que incluso se acerca bastante a la cantidad mínima de agua que se considera propia del clima oceánico (de 800 a 2.000 mm. anuales).

Villanueva está situada en una posición más occidental que Orellana y, por tanto, más próxima al Atlántico, sin embargo recibe esta última mayores precipitaciones anuales; de ahí que tengamos que decidirnos por la altitud como el factor condicionante de las distintas cantidades pluviométricas registradas en estas dos poblaciones.

Observando un mapa de precipitaciones de Extremadura, podemos confirmar la relación existente entre altitud y precipitaciones, pues se aprecia que las zonas que reciben mayores aportes de agua son las más elevadas de la región. Apréciese el encuadramiento de Villanueva y de Orellana entre las isoyetas de 400 y 600 mm. y sin embargo esas cantidades son superadas ligeramente por Orellana.

La elevada amplitud u oscilacion térmica anual (18’9º en Villanueva y 20’7º en Orellana) no llega a rebasar los 25º C, que es lo que se considera umbral inferior de la oscilación térmica en un clima continental, por lo que pesan más los caracteres oceánicos que los continentales a pesar del frio invernal.

El período de heladas suele ser el comprendido entre diciembre y marzo, aunque excepcionalmente pueden adelantarse o retrasarse hasta un mes. De todas formas los días libres de heladas fluctuan entre 200 y 240 al año. La insolación supera las 2.700 horas anuales e incluso las 3.000 en zonas próximas, como en la Serena o las Vegas del Guadiana.

Los meses de julio y agosto son de una aridez manifiesta, pues se aprecia claramente que las precipitaciones en milímetros son inferiores en menos de la mitad de las temperaturas en grados centígrados.

Si calculamos el índice de aridez termopluviométrico (ITP) usado por Dantin y Revenga, tendremos:

ITP = (100 x Temp. media): Precip. anuales

ITP = (100 x 17’4): 474 = 1.740: 474 = 3’6 para Villanueva.

ITP = (100 x 15’51): 649’3 = 1.551: 649’3 = 2’3 para Orellana.

Si estos índices de aridez los comparamos con los siguientes criterios para conocer el grado de humedad o dominio climático donde nos encontramos, tendremos:

España          húmeda                 Índice de aridez de              0 a 2

   ”                semiárida             ”                ”               ”         2 a 3                       Orellana              2’3

   ”                árida                    ”                ”               ”         3 a 6                       Villanueva           3’6

   ”                subdesértica        ”                ”               ”          > 6

Si observamos un mapa pluviométrico de España, podremos situar por encima de la isoyeta de 600 mm. a Orellana, pues dicha línea pasa por la mitad aproximadamente de Extremadura; y Villanueva justo por debajo de la mencionada isoyeta.

De todo lo anterior se puede comprender que el mayor condicionante para la agricultura y la vegetación será el grado de aridez de estas tierras, por lo que es imprescindible la puesta en riego de una mayor cantidad de hectáreas de terreno agrícola. Esperemos que el Canal de las Dehesas o de Extremadura Central, cuando se ponga a regar nos afecte la zona de los Sevellares con el consiguiente incremento de la producción agraria y consecuente elevación de la riqueza de nuestro entorno.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close